sábado, 28 de abril de 2012

REDES SOCIALES...¿ALIADOS O ENEMIGOS DE LA EDUCACIÓN?


Hace algunas décadas, padres de familia y maestros nos preocupábamos por el efecto que estaba tendiendo la televisión en nuestros niños. Costaba trabajo despegarlos del aparato y parecían hipnotizados ante el hechizo de sus imágenes, colores y sonidos.  Pero los niños, adolescentes y jóvenes de hoy ya no se interesan más por la televisión. La generación Net, (los nacidos después de los años 80’s) quieren interactuar, participar, opinar, gestionar, explorar… la televisión resulta entonces un aparato demasiado “pasivo” para ellos. Hoy, los “gadgets” (aparatos electrónicos cada vez más pequeños), la conectividad al Internet y las herramientas Web 2.0, son su fascinación.

Pongamos por ejemplo, la participación cada día más numerosa de adolescentes y jóvenes en  las redes sociales: grupos en la red que comparten información personal, fotos, videos y opiniones acerca de lo que ocurre en su vida y en la de los demás.


Por ejemplo facebook, la red social más grande del mundo que ya cuenta con más de 600,000,000 de usuarios.  Si facebook fuera un país, ocuparía el lugar no. 3 del mundo, después de China e Inda y superando en habitantes a EUA. Y este crecimiento lo ha logrado en tan sólo 6 años.

¿Pero que tiene una red social como facebook que atrapa y cautiva a las personas? Esta respuesta puede ser fácilmente contestada por aquellos que ya están registrados en “la red”, pero seguramente hay muchos padres de familia y maestros que quisieran saber con exactitud si se debe o no permitir su uso en el campo educativo. Son muchas las opiniones al respecto, muchas veces contradictorias entre sí, y en este artículo solo pretendo compartir mi experiencia como docente, utilizando en los últimos años, este recurso con buenos resultados.

Si analizamos las “funciones” de una red social (compañía social, apoyo emocional, guía cognitiva y consejal;  intercambio de información, integración por intereses, ayuda y acceso a nuevos contactos) nos damos cuenta que son las mismas funciones de un entorno educativo.  Si tomamos en cuenta estos referentes, podemos asegurar que los adolescentes y jóvenes no estarán perdiendo el tiempo al entrar a un grupo propuesto por el maestro en facebook, con una intención educativa, puesto que el desarrollo de las habilidades sociales y la autoformación en temas de su interés son parte fundamental del uso que harán de estas.

El uso de las redes sociales en el aula,  permite centralizar información con acceso público o privado, de acuerdo a las necesidades de la materia, del docente o del mismo grupo. Es un mito el pensar que las redes sociales están siempre abiertas a todo el mundo. Los estudiantes mantendrán el interés en la materia a medida en que la información de sus docentes, sea oportuna, concreta e interesante.

Las redes sociales pueden mejorar el ambiente de trabajo escolar, al permitir que el alumno cree sus propios objetos de interés, busque contenidos que enriquezcan los brindados por el maestro en clase, amplie el campo de acción e interactúe con personas de otras escuelas, países, organizaciones o áreas de estudio. 

“Expandir” el aula, en tiempo y espacio, es otro beneficio que brindan los nuevos entornos virtuales de aprendizaje como los LMS (learning management System), los blogs, los sitios Web y las redes sociales. El uso de facebook como “extensión” de la clase presencial, facilita la comunicación y el trabajo colaborativo entre los estudiantes para la realización de proyectos de investigación y resolución de problemas. El envío de mensajes a través de una red social es mucho más efectivo e inmediato que el uso del correo electrónico por ejemplo. 

Un aspecto importante que considerar, es que una página en facebook no representa el mismo ambiente que el salón de clases, por lo que el maestro asume un rol de acompañante, dejando la autoridad y el control  fuera. Si censuramos la libertad de expresión, si retroalimentamos de forma negativa al grupo o “evidenciamos” a uno de sus miembros, se “rompera el encanto”.  Una red social no pretende convertirse en o sustituir al salón de clases, es un entorno independiente que aprovechamos para seguir formardo. El respetar esta regla de oro, abre de manera impresionante los canales de comunicación entre el maestro y sus alumnos, acrecenta la confianza y el conocimiento profundo del grupo, fortaleciendo el sentimiento de comunidad de aprendizaje.

Algunos dirán que las redes sociales son puertas abiertas para el robo de información y el acceso a personas desconocidas con malas intenciones, y en algunos casos desafortunademante, esto es verdad. Dejar a los niños solos en la red, es como dejarlos solos en el zócalo o en el metro de la ciudad de México sin vigilancia. Ahora más que nunca es importante que los padres de familia y maestros los orientemos a llenar su perfil; a publicar información que no los exponga o comprometa; a opinar con tolerancia y respeto a los demás;  a utilizar las redes para aprender continuamente; etc. También es importante recordar que las redes sociales no son herramientas para pequeños, facebook mismo prohibe su uso a menoresde 13 años y en mi caso personal recomiendo su uso educativo en preparatoria y universidad.

Las reglas en la educación no han cambiado, seguimos usando las viejas fórmulas de “fijate a ambos lados antes de cruzar la calle, lávate los dientes tres veces al día, no hables con extraños, aliméntate sanamente, etc”…. lo único que ha sucedido, es que los entornos educativos han crecido tanto que a esas reglas hay que añadir algunas otras como “usa la tecnología con seguridad y responsabilidad”… y para enseñarles cómo, estamos nosotros.

Psic. Lucy Padilla Castillo
lpadilla@gnt.cc

Lecturas recomendadas:
http://www.cursoadistancia.es/uso-educativo-de-facebook/
http://www.salvador.edu.ar/vrid/publicaciones/USO_DE_FACEBOOK.pdf
http://www.facebook.com/education

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario :-)