viernes, 17 de enero de 2014

1er Encuentro de Prácticas Docentes UPAEP MODELO BYOD

IMPLEMENTANDO TECNOLOGÍA EN EL SALÓN DE CLASES, MODELO BYOD (Bring your own device)

“El modelo BYOD, puede ser una interesante posibilidad a explorar 
para que la tecnología entre en el salón de clases de manera natural, 
como un medio más que en el futuro será tan necesario 
como el libro, el cuaderno y el bolígrafo”. 
 Juanmi Muñóz 


Cada vez es más común el uso de dispositivos tecnológicos entre los niños y jóvenes; y nos referimos no sólo a las computadoras personales portátiles, sino también a las “netbooks” (pc’s de menor tamaño, costo y capacidad de memoria), por supuesto a la gran variedad de “teléfonos inteligentes”, todo lo anterior con la capacidad de conectarse a internet.

Hablando exclusivamente de celulares, en el año 2000, el 12% de la población mundial contaba con un teléfono móvil, hoy en día, la penetración es de casi el 87% según estimaciones publicadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

En el 2013, las tablets lograron aventajar a las computadoras portátiles, de acuerdo al estudio de la consultora NDP Display Search, al venderse 240 millones de Tablets en el mundo, frente a 207 millones de PC’s, mercado que ya no es exclusivo de Apple, sino que se pueden encontrar una gran variedad de marcas y opciones de todo precio, que ha permitido el desarrollo comercial de estos productos.

Durante la época navideña del 2013, el 76% de los mexicanos regalaron productos tecnológicos, principalmente tabletas electrónicas (40%) seguidas de teléfonos inteligentes (16%) laptops (12%) y videojuegos 6%. (Fuente: AMIPCI)

Ante esta realidad, la escuela puede resultar la más beneficiada si sabe aprovechar esta tendencia, principalmente las instituciones que no cuentan con la posibilidad de tener “centros de cómputo” suficientemente equipados o contar con computadoras para todos fuera del laboratorio.

Como es bien cierto el refrán “no hay recursos que alcancen”, a menos que se utilice y aproveche con lo que se cuenta. Las preguntas serían entonces ¿Dejamos de prohibir los celulares en el aula y los convertimos en herramientas de aprendizaje?, ¿Dejamos que los niños y jóvenes traigan a la escuela y utilicen sus propios dispositivos en el salón de clases? De esto precisamente se trata el llamado “Modelo BYOD” (por sus siglas en inglés Bring Your Own Device) o sea “trae tu propio dispositivo”. La propuesta se basa en que cada alumno(a) traiga a clases el dispositivo tecnológico con que cuente, así el docente podría centrarse sencillamente en explicar el tema o la actividad que preparó, usando una metodología activa, participativa y dinámica; proponiendo un trabajo por proyecto o problemas, un caso de estudio, un Webquest (investigación en la Web), la realización de documentos o mapas conceptuales colaborativos, sin darse cuenta de si utilizan tal o cual tecnología.

Muchos maestros dirán ¿No sería un lío con tantos dispositivos diferentes, muchos de ellos que yo no conozco?, ¿Y tendría que capacitarme en el área tecnológica para poder manejar todas marcas y modelos de dispositivos electrónicos? ¿Cómo puedo controlar que es lo que los alumnos hacen en sus dispositivos? Etc. Etc, etc… Pero, ¿por qué el temor? Si son esos mismos dispositivos los que manejan (y DOMINAN) nuestros alumnos en sus casas… son con esos dispositivos como resuelven sus dudas, hacen sus tareas, se comunican… ¿por qué debía ser diferente en las clases? Y además, entre ellos pueden ayudarse en el manejo de “estos aparatos” en caso de dificultades (este es un sentimiento “de gloria” entre niños y adolescentes).

Lo importante será que el maestro esté capacitado más bien en el uso de herramientas que funcionen en todos los sistemas operativos y en la mayoría de dispositivos, en esto la Web 2.0 tiene una gran variedad de opciones. Deberá también conocer las apps (aplicaciones) educativas del mercado así como páginas con contenidos y recursos que puedan apoyar sus actividades. Podemos estar seguros que no siempre funcionará la tecnología al 100%, algunos equipos tendrán problemas, otros no podrán conectarse a Internet y quizás otros serán demasiado lentos, pero el reto en lograr el objetivo contra todo obstáculo, desarrollará nuevas competencias de resolución de problemas y hará mucho más interesante la clase. ¿Por qué no lo intentas?