viernes, 18 de septiembre de 2015

"EDUCACIÓN AL MÁXIMO" , EL LLAMADO DE PANAMÁ A SUS DOCENTES, EJEMPLO AL MUNDO.

Estoy regresando a casa después de haber participado esta semana en el Primer Congreso Internacional de Docentes "Educación al Máximo" que organizó el Ministerio de Educación del Gobierno de Panamá, y quien a través de la Doctora Tania de Gordon, Directora Nacional de Formación y Perfeccionamiento Profesional, me hicieron el honor de invitar como conferencista, panelista y tallerista, para exponer mis temas de tecnología implementada a la educación.

Fue una semana realmente enriquecedora para mí. En la mayoría de las ocasiones en que participo en un congreso como especialista, tengo también la gran oportunidad de aprender de otros expertos y de cada uno de los participantes docentes. Y Panamá no fue la excepción.

Lo primero que me encantó fue ver que para este Congreso, utilizaron "al máximo" la tecnología, al realizarse de forma simultánea en tres sedes a nivel Nacional: en el Hotel RIU en la ciudad de Panamá, en las instalaciones del COOPEVE en Veraguas y en el Colegio San Agustín, en Chiriquí, abarcando a 1500 profesores que estaban conectados vía Internet para las videoconferencias realizada en las tres provincias.  También el evento fue trasmitido en vivo por Internet para quienes no habían podido llegar.

Fue un honor ser parte de un grupo nutrido de expertos en temas tan diversos y actuales como Neurociencias y Educación (Dr. David Bueno de Barcelona, España), Didáctica en la enseñanza por competencias (Dr. Ramón Pérez de Oviedo, España), El Bullying (Mtra. Maricarmen Corro, presidenta de Femexval y promotora en el Estado de Puebla del programa "Haciendo las paces", de México), la interculturalidad y el bilinguismo, (Mtra. Julieta Zurita de Bolivia y  Mtro. Herlis Anco de Perú), Experiencias exitosas sobre la comprensión lectora, (Dra. Ana María Martin de la OEI, España), la Tendencia Global en la formación de docentes (Mtra. Matalia Khayat  de Brasil y el Mtro. Bladimir Ortiz de Colombia, ambos de la RIED), Sistemas de evaluación ( Dr. Andrés Peri, de Uruguay). 

México y Panamá son son países diferentes, en tamaño, organización, perspectivas de gobierno, pero compartimos las mismas preocupaciones y los mismos deseos en cuestión de educación. Ambos países creemos en la educación como un medio relevante para el desarrollo del país. Compartimos la fe en nuestros maestros formadores de las nuevas generaciones, y estamos convencidos de la necesidad de capacitarnos cada día como docentes.

El día de la inauguración, no pudimos empezar mejor que con una oración. Esto me emocionó mucho, que la ministra de educación y los funcionarios de gobierno consideren a Dios en su trabajo me pareció de lo mejor. Podríamos recuperar en México la fuerza de la espiritualidad y la fe de los mexicanos como una de nuestras mejores armas en el trabajo diario. Sería de mucha ayuda para erradicar tantas malas prácticas, individualismos y violencia en nuestra sociedad.


Siguieron los mensajes de la Ministra de educación (de rojo a mi lado derecho de frente de la foto) Marcela Paredes de Vázquez y de la Viceministra Administrativa del Gobierno de la República de Panamá, María Castro de Tejeira.

Los cuatro días que duró el congreso, los docentes participaron en 240 talleres de diferentes temas y niveles educativos, compartieron experiencias y prácticas exitosas. 

En mi caso, participé dando un taller a 50 docentes acerca de las herramientas Web 2.0 y las nuevas prácticas de gestión heutagógica para la formación de aprendices maduros, ellos estarán tomando un MOOC en los meses de Octubre y Noviembre, para experimentar el poder de la capacitación a distancia.

Después fui parte de un Panel sobre las "Nuevas Herramientas en la educación y como influyen en el aprendizaje, me acompañaron el Dr. David Bueno y el Dr. Ramón Pérez, ambos de España y nuestro moderador fue el Rector de la Universidad Católica Privada, Santa María la Antigua, el Ing. Juan Planells Fernández de Panamá.

El miércoles impartí la ponencia "El mundo 2.0 y su impacto en la forma en que se aprende", acompañada por la moderadora de la sección de preguntas y respuestas, la Dra. Dayra García del Ministerio de Educación de Panamá.

Mi última actividad académica fue el cierre del congreso, participando en el conversatorio de especialistas, donde mi mensaje para los maestros fue corto y conciso: Educar es un acto de fe, como sembrar bambúes, pidiendo a los docentes de Panamá que no se cansen de educar, que sean persistentes, regando cada día su bambú, aunque no vean el resultado de inmediato, porque las raíces del bambú crecen bajo la tierra. Qué será nuestro trabajo responsable, nuestra disciplina, tenacidad y ejemplo los que nutran a nuestros alumnos en su desarrollo y crecimiento.

Regreso renovada y deseando hacer más por la educación en México y por buscar mayores oportunidades de compartir y colaborar con los docentes del mundo.

Gracias Panamá!
   







domingo, 23 de agosto de 2015

NUESTROS SUEÑOS Y EL MIEDO


En el 2011, el Senado de la República de México, aprobó por unanimidad la reforma constitucional que obliga a los padres de familia a llevar a sus hijos a recibir educación media superior, llámese bachillerato o preparatoria. Dicha reforma está vigente a partir del 2012.

En lo personal, aplaudo la iniciativa y considero que a largo plazo será de gran beneficio para el desarrollo del país. 

¿Y qué significa esto? Qué en el futuro, cualquier empleo por sencillo que sea, requerirá estudios mínimos de preparatoria.

Elevar el nivel de educación en un país, no significa que las personas "sepan más", pero sí que las personas "deseen más", "aspiren a más", exijan más de ellos mismos y del mundo que los rodea.

Cuando las personas estudian hasta la secundaria, el "sueño" de ingresar a la universidad queda muy lejos. Al obtener el título de preparatoria, el sueño está a un sólo paso.

El impacto más importante de la educación debería ser el de ampliar horizontes, inspirar a trabajar en lo que nos gusta, ser lo que soñamos ser de niños, trascender, cambiar al mundo.

Cuando a los niños de pequeños se les pregunta ¿Qué quieres ser de grande? absolutamente todos se refieren a una profesión (artística, técnica, cualquiera requiere preparación) porque todos quieren tener un trabajo que les guste donde puedan sentir que cambian el mundo. 

Ese idealismo se va perdiendo con el paso del tiempo y muchas personas se conforman con "tener un sueldo", haciendo lo que sea. Muchos adultos deberían preguntarse ¿SOY lo que quise ser de chico? Ya soy grande.... ¿ESTOY donde imaginaba estar?... ¿y qué me lo ha impedido?

De acuerdo a las estadísticas, México ha perdido 20 años de trabajo para garantizar el bachillerato a los jóvenes. Hjace 20 años, México y Corea del Sur tenían el mismo porcentaje de jóvenes en aulas universitarias: 25%. Hoy Corea tiene 50% y México 27%.

En el estudio Retos Educativos de la Secretaría de Educación Pública queda clara la crisis del sistema en materia de cobertura y acceso, pues entre la primaria y los estudios profesionales se "pierden" el 86% de alumnos. De cada 100 mexicanos que entran a la escuela, sólo 14 terminan la Universidad.

La deserción a lo largo de los niveles educativos tiene dos factores principales:


1.- La creencia de que la educación ha dejado de ser significativa como un mecanismo "real" de movilidad social.

2.- El miedo a no ser capaz de aprender.

Algunos hablan de un tercer factor,  la cuestión económica, las responsabilidades familiares, problemas personales... pero desde mi experiencia, cuando las personas QUIEREN, superan esta situación gracias a las becas de instituciones públicas, privadas y empresariales, las oportunidades en línea en universidades gratuitas, las carreras cortas diseñadas para quienes trabajan.... Inclusive hay mexicanos de buena clase social que deciden no estudiar.


En cuanto al primer factor, es un paradigma que hay que romper empezando por la familia. La "cultura" del estudio, debe incluir también el deseo de trascender, de ser mejor persona, de desarrollar nuestro potencial y talentos. Cuando se asocia el estudio exclusivamente con el dinero de un salario, no se concibe en realidad la finalidad completa de ir a la escuela.

En cuanto al segundo factor, es meramente personal, quizás inculcado en un ambiente social negativo. La gran ventaja de ese factor es que DEPENDE EXCLUSIVAMENTE DE NOSOTROS erradicarlo.

En mi trabajo como promotora de cursos en línea, encuentro que muchas personas a nuestro alrededor no empezaron o no terminaron la preparatoria. Y cuando les comento que nunca es tarde que pueden hacerlo y después inscribirse con nosotros, hay dos repuestas que predominan:  


a) ¿Y para qué? (se refiere al primer factor, lo insignificativo de la educación)  
b) ¿Será difícil? (se refiere al segundo factor, el miedo)

El ¿para qué? se puede responder de muchas formas, utilizando razonamiento y lógica. Si tenemos buenos argumentos y el pensamiento analítico se acciona, podríamos convencer.

Ante la pregunta ¿Será difícil?, el cuestionamiento que hay que hacerles es ¿Tienes miedo a que sea difícil? ¿Tienes miedo a no ser capaz?.

Y aunque este factor, EL MIEDO,  puede ser el que determine la decisión, al depender de cada uno de nosotros, se puede tener el control del mismo.

Cuando me preguntan ¿Será difícil? les digo SI, pero no imposible. Y les empiezo a narrar cuantas personas en peores circunstancias lo están logrando. Les hablo de que no es necesario obtener las mejores calificaciones, ya no somos niños ni tenemos que enseñar la boleta de calificación a nuestros papás, nosotros podemos decidir el nivel de compromiso, el entusiasmo, lo que queremos estudiar y hasta podemos decidir en que momento dejarlo. 

Pero estudiar, a la vez, es una deuda con nosotros mismos. "Nos lo debemos". Nos debemos el confiar en nosotros, darnos la oportunidad de buscar un futuro mejor, de demostrarnos lo que somos capaces de hacer. 

El miedo se vence de un paso a la vez. De una materia a la vez, de una tarea a la otra. Nuestros sueños deben ser más grandes que nuestros miedos. Son los sueños los que nos darán la fortaleza de vencer el miedo y progresar.




Ánimo! 


Inscríbete a la secundaria, a la prepa, a la universidad. Sigue estudiando.
Nunca es tarde para vencer el miedo y perseguir los sueños.

jueves, 6 de agosto de 2015

LA EDUCACIÓN VIRTUAL, UNA "OPORTUNIDAD REAL" PARA LA INCLUSIÓN


En los últimos años, el tema de la inclusión ha rondado a las instituciones educativas y todas coinciden en su deseo de promover la equidad en calidad educativa e integración de la diversidad.

Y lo anterior se refiere a la educación "efectiva y afectiva", donde no haya lugar para ningún tipo de discriminación, trabajando desde la perspectiva del respeto y la tolerancia a la diversidad de identidades, necesidades y capacidades de CADA estudiante, permitiendo la terminación de los estudios así como el disfrute del aprendizaje, el desarrollo de los talentos y la atención y el interés genuino por aquellos que pudieran estar en riesgo de exclusión.

Sin embargo, la realidad nos muestra que no todas las instituciones educativas lo promueven o permiten, aunque lo deseen. Especialmente a nivel de educación superior, es difícil encontrar posibilidades de acceso para las personas con capacidades especiales o discapacidades físicas.

Pero en las universidades virtuales es posible, si se desea y si se permite.

En este próximo Otoño, UPAEP Online decide ser "una posibilidad real" para algunos estudiantes que desean seguir una carrera profesional, conscientes de que necesitarán ayuda y un entorno flexible y que se adapte a su propio ritmo y estilo de aprendizaje.

Hemos sido honrados al ser elegidos por tres chicos especiales, con diferentes grados de autismo y síndrome de Asperger, lo que les lleva a manifestar deficiencias en la interacción social  y en la coordinación motora. Los tres llegaron, de diferentes formas pero al mismo tiempo, ni antes ni después. Chicos que seguramente harán historia.

Ellos nos eligieron y nosotros hemos dicho SI. Y los últimos días se han convertido en un motivo de alegría y entusiasmo porque sea el inicio de un proyecto de inclusión con beneficio para muchos más en un futuro cercano.

Nuestra tutora, Ivonne Martínez lidera la propuesta que consistirá 

  • Integración en un diplomado semipresencial para el dominio de las herramientas tecnológicas que utilizarán en la universidad, modalidad virtual, una vez por semana.
  • Clases especiales presenciales diarias de 9 a 1, con una psicopedagoga experta (Ana Cris) que domina el tema de la educación especial, maneja perfectamente la tecnología y es asesora en línea. Ella  proporcionará el acompañamiento cercano para que realicen las actividades de las asignaturas en línea.
  • La capacitación y conscientización de los asesores en línea para que comprendan la necesidad de una integración real de acuerdo a las circunstancias y logren hacerlo en la distancia, con compromiso y amor.
  • El seguimiento cercano de la tutora durante cada cuatrimestre de estudio.

Déjenme compartirles una experiencia valiosa que viví en la mañana.

Hace unas semanas que se viene "cocinando" la idea, al saber que aceptaremos tres chicos especiales, cómo prepararnos, que podemos brindarles, cómo podemos asegurar su permanencia y aprendizaje en la universidad.

La mamá de uno de estos nuevos alumnos, fue citada por Ivonne para platicar con ella. Desde que llegó se veía muy seria, yo diría que tensa.  Entró a mi oficina y antes de que Ivonne pudiera decir algo, empezó a decirnos que ella se comprometía a ayudar a su hijo, hablaba de los logros que han tenido, de la tenacidad de su hijo, abrió una gran bolsa con estudios médicos y calificaciones de otras escuelas.... parecía que quería convencernos de aceptarlo.

Ivonne con mucha calma le dijo: "Señora, escúcheme... estamos MUY contentos de que su hijo entre con nosotros a estudiar, es todo un honor recibirlo. Sabemos que si está convencido de querer estudiar, lo va a lograr. Creemos en él".

La señora se emocionó mucho, hasta las lágrimas... dos universidades anteriores lo habían rechazado.

Ivonne le dijo que si la había citado, era porque queríamos conocer mejor a su hijo, nos interesaba saber que le gustaba, que quería, que soñaba.... y le platicó sobre la idea del diplomado inicial, de la asesoría diaria con Ana Cris, de empezar con pocas materias, de elegir la carrera que a él le gustara....

Luego entró a la oficina nuestro futuro alumno y su papá.  Nos sorprendió el entusiasmo del muchacho y la seguridad con que hablaba sobre su futuro, la profesión que quería y las materias que le interesaban; parecía que hubiera grabado en su memoria el plan de estudios, quizás se había preparado como para un examen. Era más que obvio que deseaba realmente entrar a la universidad.

Su cara se iluminó cuando Ivonne le dijo que nunca habíamos tenido duda de aceptarlo. Y que ya podía tramitar su inscripción. Se fue feliz con su kit de bienvenida de UPAEP Online, yo le di un abrazo de despedida y le dije "Bienvenido, ya eres un universitario".

Ya es tarde, sigo en la oficina emocionada, aunque un poco temerosa al ser consciente del gran reto que tenemos enfrente y de lo mucho que tenemos que aprender CON ellos. Pero al mismo tiempo estoy totalmente dispuesta (como todo mi equipo), a HACER LO QUE SEA NECESARIO para que estos tres muchachos: disfruten de su vida universitaria desde sus circunstancias especiales,  aprendan, desarrollen sus talentos y obtengan un título que les permita defenderse ante la vida y mostrarse a sí mismos, lo que son capaces de hacer.

Afuera está lloviendo, es una tarde gris. Pero en las oficinas de UPAEP Online hay claridad, confiamos en que lo que Dios permite, siempre será para bien.

Bienvenidos sean nuestros primeros "tres mosqueteros" a UPAEP Online.







jueves, 14 de mayo de 2015

LOS LOGROS DE NUESTROS ALUMNOS

Como Universidad Virtual, formamos parte de un ecosistema gigante llamado UPAEP,  con cerca de 15,000 alumnos de los cuales apenas 500 son estudiantes online.

Mientras que la UPAEP, cumplió ya 42 años de experiencia y calidad educativa, la división e-Learning va por su 9o año.

Somos entonces, los hermanos menores de una gran familia de la que nos sentimos muy orgullosos de pertenecer.

Hace unas horas, como directora de UPAEP Online, me pidieron que reportara los logros de los alumnos en los últimos años, para que se integre al informe general de la universidad.

Los logros de los alumnos de cada modalidad son muy diferentes, basados en su perfil y contexto.  Durante los últimos 3 años en que he sido responsable de UPAEP Online, he sido testigo de lo mucho que han alcanzado los jóvenes de la universidad presencial: que orgullo de las muchas preseas ganadas en campeonatos deportivos nacionales, de las participaciones en expociencias, de los viajes de intercambio para estudiar en el extranjero, de sus ponencias en congresos y maratones de negocios, de sus certificaciones nacionales e internacionales.

En el caso de nuestros estudiantes en línea, los logros son muy diferentes pero igual de valiosos.

Por ejemplo el logro de Nora, estudiante migrante mexicana en California que se tituló de la licenciatura de derecho y consiguió trabajo en el Consulado Mexicano de Oxnard donde visita y apoya a los presos mexicanos en ese estado.

O el logro de Paty, migrante mexicana que vive en Greensboro, Carolina del Norte, que tuvo dos hijos más (ahora son 5) y los atendió con dedicación y cariño mientras estudiaba la licenciatura de Trabajo social desde su casa. 

O el caso de Gustavo, que estaba estudiando su licenciatura y fue diagnosticado con Leucemia, y aunque suspendió sus estudios un tiempo, acaba de regresar a estudiar en este verano 2015. Qué logro haber vencido la enfermedad.

También puedo mencionar a René, el coronel, que para poder conectarse a Internet mientras viajaba en las misiones para ayudar y defender a nuestra patria, construyó sus propios paneles solares, alcanzando a terminar su licenciatura en 7 años y logró titularse.

Gran logro el de Edwin y Araceli, esposos y padres de familia, que terminaron sus estudios de posgrado superando inundaciones y violencia en Guerrero. Nada los detuvo, aunque tuvieran fuertes justificaciones para hacerlo.

Y qué tal la Miss Meche, que a sus 72 años volvió a la escuela ahora como alumna a aprender sobre tecnología, comprando su propia computadora.

Y que decir de nuestros asesores virtuales que son al mismo tiempo alumnos de la especialidad y las maestrías, con la firme intención de ser mejores y seguirse preparando como profesionales de la educación, invirtiendo su propio salario, entendiendo perfectamente lo que es estar "de los dos lados de la barda".


Los logros de los jóvenes son muchos, grandes, publicitados y conocidos. Los de nuestros alumnos son mucho más difíciles de ver, pero existen, detrás de las pantallas, en la vida diaria, a través del tiempo.

Logros de esfuerzo, sacrificio y dedicación, cuando se sigue estudiando a pesar de perder el trabajo y empezar de nuevo, como Fernando; a pesar del duelo de la pérdida de un miembro de la familia, como lo ha hecho Paty. A pesar de cambiar de ciudad, de comunidad, de entorno, como Juan Francisco.

Los logros de nuestros estudiantes son incontables, muchos de ellos son incluso desconocidos para nosotros pero que estamos seguros que de conocerlos, nos llenarían de orgullo y satisfacción.

Una universidad es un ecosistema  lleno de vida, de milagros cotidianos, de proezas humanas y evidencia de lo que los seres humanos somos capaces de lograr.









sábado, 9 de mayo de 2015

EDUCAR: DESDE EL PENSAMIENTO PARA MODIFICAR LAS ACTITUDES.

Estamos a pocos días de las elecciones en México. Esta temporada produce malestar en la mayoría de los mexicanos y me incluyo. Pero en estos días que estuve en Raleigh, la vida me dio una interesante lección.

He estado en diferentes lugares de los Estados Unidos, promoviendo la Universidad y compartiendo experiencias de vida de los migrantes mexicanos. Y en este viaje estuve observando un fenómeno curioso: el cambio de actitudes de los mexicanos frente a las organizaciones que sostiene la Iglesia Católica y las personas que trabajan ahí y las actitudes frente a los consulados y sus empleados.

Cuando he ido a reuniones en centros comunitarios de origen religioso, se siente un clima diferente. Los mexicanos llegan con actitud abierta y no sólo piden ayuda, sino están dispuestos a apoyar, servir, compartir. Son comprometidos, se ayudan unos con otros, son amables y pacientes, y no importa que el sacerdote llegue un poco tarde o los trabajadores del centro los hagan esperar un poco. Se ofrecen como voluntarios y aportan incluso dinero cuando es necesario. Ahí se sienten en casa, cuidan las cosas, respetan las reglas.

Cuando las reuniones son en el consulado, la actitud de los mexicanos cambia. Llegan de malas, exigiendo ayuda, quejándose de todo, son groseros con quienes los atienden y lo que les dan nunca es suficiente. No cuidan las instalaciones, no respetan las reglas, no muestran empatía.

La gran diferencia está entre la percepción que tenemos los mexicanos de la Iglesia y del Gobierno. Todo lo que huela a gobierno nos produce malestar, incluso vemos a los servidores públicos (sea quien sea) como nuestros empleados, el trato es descortés y sin respeto. Pareciera que nuestras frustraciones por el mal gobierno se manifiestan en un sólo lugar y en el mismo momento.

Lo interesante es que los que trabajan en las oficinas de las arquidiócesis y los que trabajan en las oficinas consulares, son empleados mexicanos que reciben un sueldo y que quieren ayudar a sus compatriotas por igual. Todos tienen familia, tienen necesidades, problemas y sentimientos igual que nosotros. ¿Por qué les damos un trato diferente?

No voy a discutir si el gobierno se ha ganado a pulso o no nuestro desprecio, el punto que quiero decir es que los consulados y embajadas, así como los muchos servidores públicos en las oficinas de gobierno, no representan precisamente a un partido, o al gobierno en el poder.

Platicando con gente como Armando, Mónica, el mismo Cónsul, muchos de ellos tienen años en el servicio consular, han visto desfilar presidentes y partidos en el poder y su trabajo no ha cambiado por ello. Ellos siguen pidiendo ayuda para los mexicanos en el exterior, ellos pelean por conseguir presupuesto para apoyar lo más que se pueda.

México es el único país del mundo que paga el servicio funerario de los mexicanos muertos en el extranjero y regresa los restos a México. Las personas en el consulado apoyan tanto como lo hacen los grupos comunitarios religiosos. Claro, dirán algunos es su obligación. Quizás si, pero eso no tiene que ver con que se reconozca su labor y se les trate bien. Es como si a un profesor de escuela pública no se le tuviera respeto y agradecimiento y a los de escuela privada si, o viceversa.

Más interesante aún resulta que los mexicanos en general, nos molesta el mal gobierno, pero tampoco estamos dispuestos a involucrarnos, a pedir cuentas, a investigar los planes y proyectos que tiene, a seguir de cerca sus avances, a dar propuestas, incluso ni los impuestos queremos pagar!, buscando las oportunidades de evadir al fisco.

Todo lo que hice en estos tres días de viaje, no hubieran sido posibles sin la ayuda de las personas del consulado de Raleigh, especialmente estoy agradecida a Mónica Colín, la cónsul adjunta quien me trató con amabilidad, respeto, cariño. A ella no le importó que la universidad no fuera pública, sólo se enfocó en que estudiar es valioso para los migrantes, dando incluso su tiempo libre para organizar y asistir a reuniones de trabajo.

Regreso a México con esta reflexión: hay que EDUCAR también desde la percepción de nuestros estudiantes, porque es la percepción sobre las cosas la que construye el pensamiento y el pensamiento regirá nuestras actitudes.

Hay que exigirle al gobierno si, pero desde las formas apropiadas.
Hay que demandar, estando primero dispuestos a trabajar por el país.
Hay que dejar de extender la mano con la creencia de que es el gobierno el que tiene la obligación de proporcionarlo todo, sin mayor esfuerzo.
Hay que dejar a echar la culpa de todo al gabinete y empecemos a ser más honestos con nosotros mismos, más responsables de nuestra propia vida y más respetuosos con los demás.

Regreso con la mejor intención de cambiar mis propias actitudes frente a los candidatos, las elecciones y mi propio gobierno.

viernes, 1 de mayo de 2015

NO ES LO QUE SE HACE, SINO LO QUE SE MUEVE

Ser maestro no es fácil, nunca lo diría. Mi vida entera la he dedicado a ello. 
Pero lo que lo hace más fácil o más difícil nuestro trabajo diario, es la actitud con que miremos no nuestra profesión, sino a los alumnos

Varias veces en mi vida he sido responsable de equipos de maestros, como Directora de Secundaria, como Coordinadora del Departamento de Español, como Jefa de Capacitación, y ahora como directora de UPAEP Online, equipos diferentes pero siempre con el mismo fin, apoyar y promover el desarrollo de las personas. Y para lograrlo, el elemento clave es CREER que las personas pueden lograrlo!

No me asusto cuando veo que un profesor no domina su materia, puede estudiar más. No me preocupo cuando necesitan especializarse en una nueva modalidad, se les capacita. Tampoco me incomodo ante la falta de experiencia de un colega, el tiempo y la práctica lo resuelve. Yo creo firmemente en que TODOS los seres humanos pueden enseñar algo bueno a los demás, sólo somos medios para quiénes están dispuestos a aprender. 

Donde me asusto, preocupo e incomodo, es cuando encuentro un maestro con mala actitud hacia sus alumnos. Cuando detecto muestras de discriminación, menosprecio o desvalorización. Me indigno cuando un maestro prejuzga a un alumno aún sin conocerlo, sin saber quién es, cuál es su contexto, cuáles sus talentos, sus motivaciones e intereses. 

La mirada de un maestro puede ser realmente limitada a veces, si sólo le interesa SU materia, SUS actividades, SU "aquí y ahora". Hay maestros que creen que pueden disponer de toda la atención del estudiante, son los que dejan tareas interminables sin importarle que los alumnos deban atender a otras asignaturas también. O cuando creen que si los alumnos no son buenos en su materia, no son buenos para nada y no podrán llegar a obtener un título (cuando su materia representa el 2% de una carrera). Son aquellos que exigen elevar los niveles de calidad, hacer exámenes de admisión excesivamente difíciles, expulsar a los "malos alumnos" por fallas cometidas en su materia. Creen que "los malos alumnos" traerán mala fama a la escuela...

Yo estudié psicología educativa, era una estudiante sobresaliente y amaba realmente lo que estaba aprendiendo, pero las matemáticas siempre han sido una pesadilla para mí. No tengo talento para el pensamiento matemático. Y un profesor lo notó: el de estadística y probabilidad. Y le molestaba mi incompetencia. Y me trataba mal. Y se desesperaba. Y por supuesto, su actitud no ayudaba y reprobé la materia. Tuve que presentar un examen extraordinario, el único en mi vida. Y lo perdono, fue él quien no tuvo el talento de enseñarme bien. Era su responsabilidad que yo aprendiera a pesar de todo.
¿Qué habría sido de mí, si esa derrota me hubiera desviado de mi vocación? ¿Qué hubiera pasado si por una materia, hubiera abandonado la escuela?.  Y soy maestra, y creo que bastante buena :)

Gracias a Dios  hay maestros con "mirada amplia" que ven más allá de sus narices, que saben que su materia es un peldaño, importante y firme, pero sólo un peldaño al fin.  Maestros humildes que han entendido que lo que está en juego no son ellos, sino los estudiantes. Qué no son sus ideas las que importan sino los sueños de sus alumnos. 

Es tan simple.... un doctor quiere que su enfermo sane. Un coach quiere que su jugador gane, un maestro quiere que su alumno aprenda....¿o no? Y cada uno hace su mayor esfuerzo mientras puede.

Cuando un maestro es arrogante y altanero con sus alumnos, me recuerda la segregación racial de los años 60's en los Estados Unidos, donde la "raza superior", los blancos, se portaron como patanes contra las minorías. Quien es maestro, trabaja todo el tiempo en ser mejor persona, en aprender más, en desarrollar al máximo su potencial para ser ejemplo de otros. No debería de haber lugar para el rechazo, la burla, la discriminación sobre NINGÚN alumno.

Cuando los afroamericanos empezaron a involucrarse en actividades que habían sido exclusivas para blancos, como beisbol, basquetbol o ir a la universidad, hubo atrás de ellos personas que los apoyaron, los convencieron de que podían, de que eran iguales, que tenían el derecho. No importaban las circunstancias externas sino el valor, la perseverancia, el enfoque en los sueños. ¿No es lo que debe hacer cualquier maestro?. 

Me gustan las películas sobre historias de la vida real con finales felices, con personajes que pese a todos los obstáculos, salen adelante. Y me gustan más si al terminar la historia agregan las fotos y una reseña de lo que pasa en sus vidas después de los eventos de la película.

La vida de nuestros estudiantes va mucho más allá del tiempo compartido en la escuela, y lo que pasa en las aulas debe tener "resonancia" es decir,  un impacto positivo en su futuro. Los maestros somos quienes podemos provocar (o no) que se acerquen cada vez más a lo que quieren. No importa lo que hacemos sino lo que se mueve en cada alumno. La "inspiración" producida en su alma durante sus estudios es lo que debe entusiasmar al maestro, en lo que debe enfocarse, lo que debe imperar, aún si debe reprobar al alumno (no estamos hablando de regalar calificaciones).

Cuando las minorías logran un triunfo sonado en la sociedad, como ganar un campeonato de basquetbol (1966, Universidad Texas Western) , llegar a ser astronauta (José Hernández), ser el primer afroamericano jugando beisbol (Jackie Robinson) o terminar una licenciatura en línea siendo adulto (nuestros alumnos en UPAEP Online),  se imprime  una huella firme en el planeta, que las nuevas generaciones pueden seguir, inspirados por la esperanza de un mundo mejor.

No estamos sólo para los buenos alumnos, los talentosos, los prestigiados, ellos ya tienen la mitad de la victoria en la mano. Estamos para los que necesitan "un empujón", una porra, una oportunidad.


Para explicarme mejor:

https://www.youtube.com/watch?v=nKLygL3B3NU

Les recomiendo la película completa. 
(Glory Road) (2006)












jueves, 29 de enero de 2015

DESAFÍOS Y TENDENCIAS DEL E-LEARNING

Uno de los principales desafíos que presentan actualmente los programas de formación continua basada en la experiencia e-learning es que la población mundial está mejorando su capacidad para utilizar esta tecnología. 

Estamos en un momento en que dos generaciones han crecido utilizando herramientas online y existe una gran cantidad de profesionales para quienes este tipo de recursos son totalmente cotidianos. Esta tendencia aumenta porque cada año existen más jóvenes egresados del sistema escolar y universitario nativos en esta herramienta. 

Un segundo desafío es la concepción de lo masivo. Hoy las plataformas de e-learning no solamente sirven para que un grupo pequeño de personas se especialice debido a que no puede asistir a clases presenciales en un determinado lugar, sino que lo masivo tiene que ver con cómo generar oportunidades de aprendizaje para un gran número de personas. Bajo esta concepción nacen los MOOC (massive open online course), cursos que se originan en la Universidad de Stanford de Estados Unidos, donde un equipo de estudiantes genera una experiencia masiva de aprendizaje, sin costo para el usuario y de fácil acceso. 
¿Sus características?: ser libre, autónoma y automotivada. 

Una segunda fase para los MOOC fue institucionalizarse y convertirse en cursos masivos acreditados por universidades, donde existe la oportunidad para los participantes de obtener una certificación. 

Los MOOC han evolucionado de tal manera que hoy son una experiencia mucho más libre; se han convertido en redes de personas interesadas en un determinado tema, en las que se calcula participan entre 5.000 y 300.000 mil miembros. Uno de los grandes desafíos de este tipo de formación es la permanencia de los estudiantes, debido a la alta movilidad de los alumnos entre cursos. Por lo tanto, el desafío central es cómo generar cápsulas de aprendizaje breves de 6 a 7 minutos, que permitan condensar un contenido, un concepto y una oportunidad de aprendizaje clave. En el diseño futuro de los MOOC será importante que se identifique lo nuclear y evitar la sobre explicación de un tema. 

Entrando a tecnologías específicas, el dinamismo de las herramienta online deja claro que el power point quedó en el pasado y lo que se utiliza son software que permiten dinamizar el conocimiento y proveer una especie de narrativa sobre un determinado tema, donde el participante pueda intervenir. 

Otra innovación es que los cursos online no solo permiten que una persona acceda al conocimiento y tenga la oportunidad de ejercitar, sino que tienen el desafío de cómo impactar a su organización y vincularlos. 

Hoy día las herramientas online permiten trascender la relación o la interfaz entre un participante y un curso e incorporar redes internas de la organización en la cual se desempeña el estudiante. 
 

Paulo Volante Beach. 
PhD. en Psicología, UC.

Extracto tomado de http://www.publimetro.cl/nota/educacion/desafios-y-tendencias-e-learning/xIQoaC!kEC5WebyJQmHo/

 

miércoles, 7 de enero de 2015

LA EMPATÍA COMO PUNTO DE PARTIDA EN EL DISEÑO DE UN CURSO E-LEARNING

Tomado y traducido del Post de Karla Gutiérrez, 
del Blog de SHIFT, Disruptive Learning.

¡Feliz Año Nuevo! 

En esta época del año, cuando nos ocupamos haciendo resoluciones y propósitos. Es un tiempo de esperanza y nuevos comienzos. Decidimos bajar de peso, gestionar mejor nuestro tiempo, ser más productivos y dar la vuelta a la página.

Este año, vamos a proponernos también, convertirnos en diseñadores de cursos e-Learning más empáticos. Podemos proponernos dejar de producir cursos "como galletas" y en su lugar, crear materiales de aprendizaje que sea realmenye inspirador.

Podemos proponernos "dejar de hablar" a nuestros estudiantes y en su lugar "empezar a conectarnos" con ellos. Podemos proponernos dejar de ser distantes y en su lugar tratarlos con más empatía.

Según Theresa Wiseman, los cuatro atributos de la empatía son:

1.- Ponerse en los zapatos del otro, 
2.- Comprender sus sentimientos,
3.- Aceptar al otro sin juzgar,
4.- Comunicarnos permanentemente con ellos para que se sientan seguros y cuidados.


¿Por qué debería un curso de e-Learning ser empático? 

Según los científicos sociales, los seres humanos están llamados a relacionarse entre sí y buscar un sentido de pertenencia en grupo.

Todos respondemos rápida y positivamente al afecto y la comprensión.

Los publicistas entienden la psique humana.Los comerciales exitosos hablan a nuestro corazón, se anticipan a nuestras necesidades más profundas, entienden nuestros deseos sin palabras y proporcionan soluciones a nuestros problemas más apremiantes. ¿Por qué los cursos de e-Learning tienen que ser diferentes? 

Después de todo, los asesores virtuales también queremos "influir e inspirar" a los alumnos con nuestros mensajes. 

Entre la aplicación de teorías de aprendizaje, los objetivos del curso, el mapa curricular, los propósitos, las competencias, el cronograma y cumplir con las expectativas de la institución educativa, la empatía por lo general "se queda fuera". Es una lástima porque sin empatía, no se puede lograr que los alumnos confíen en ti y crean en tu mensaje.

¿Cómo convertirse en un diseñador instruccional empático?

La empatía como un modo de pensar y relacionarse con los demás, puede ser cultivada. Con la práctica apropiada, puede incluso convertirse en una "segunda naturaleza". 
 Antes de empezar a trabajar en la definición de los objetivos de aprendizaje y los materiales del curso, intenta practicar la empatía mediante la comprensión de tus alumnos.

1.- Entiende a tu audiencia  

Los perfiles demográficos de tus estudiantes no siempre pintan el cuadro completo.(Aunque tus alumnos son adultos que trabajan, hay mucho más allá de la simple definición). Tienes que mirar más allá de las estadísticas, como la edad, la formación educativa, la ocupación y el estado civil de cada uno de tus alumnos. 

Cada alumno es la suma total de sus experiencias pasadas, deseos, aspiraciones y expectativas. Sus estilos de aprendizaje y preferencias de medios de comunicación son moldeadas por su familiaridad con el acceso a la tecnología. 


Su formación cultural influye en su percepción de símbolos, imágenes, palabras o analogías. El alumno es un ser humano complejo y multidimensional, sólo unos pocos números no lo definen.

Aquí es donde te puedes poner en los zapatos de los demás.
 
  • Usa encuestas, cuestionarios y correo electrónico para conocer a tus alumnos.

  • Sigue sus hábitos (horarios y días en que estudian, patrones de uso de medios tecnológicos y digitales: con qué y cómo se comunican mejor).

  • Observar el comportamiento de los participantes del curso, puede medir con precisión el tipo de contenido y recursos que despiertan su imaginación, estimula sus células grises y le hace cosquillas a su fantasía, disfrutando así del aprendizaje.

  • Realiza pruebas de usabilidad con los cursos existentes y toma notas de los comentarios de los usuarios. Cambia las actividades que resulten complicadas, sustituye los materiales que a la mayoría no les resultó interesante, varía los recursos; repite las actividades exitosas.
No siempre es posible, pero si tienes la oportunidad de conocer un poco más a tus alumnos, aprovecha (pregunta a otros asesores o a la tutora sobre ellos y sus antecedentes personales y escolares; toma tiempo del curso para realizar alguna dinámica de integración en aula virtual, incluye un cuestionario electrónico extenso  sobre la vida profesional y personal de tus alumnos, etc). "Sumérgete" tú mismo en su mundo.

Presta atención a todo lo que sucede en el curso: la ausencia de algunos participantes,  los retrasos en las entregas de trabajos de las personas, la interacción entre los estudiantes, los posibles conflictos existentes, los "puntos de dolor" del grupo (redacciones incomprensibles o demasiado largas, actividades complicadas,plazos inadecuados) y las áreas de mejora del curso. 

"Observar" minuciosamente, puede darnos mucha luz de cómo diseñar su curso para ayudar a mejorar el desempeño de los estudiantes. 

Te recomendamos usar el "mapa de empatía" para analizar las necesidades de tus estudiantes:


"DOLORES".- Miedos, frustraciones: ¿Cuáles son sus frustraciones? ¿Cuáles son sus obstáculos? ¿Cuáles son los riesgos de deserción?
"GANANCIAS".- Necesidades, éxitos.- ¿Cuánto quiere lograr? ¿Cómo mide su éxito? ¿Qué estrategias tiene para alcanzar sus metas? 

2.- Utiliza los medios adecuados para transmitir empatía.

Has tratado de entender el punto de vista de tu alumno, empatizas con él, pero... ¿lo sabe?  ¿Cómo puedes hacerle saber que eres una "alma gemela"que lo entiende y sabe lo que necesita aprender? 

Utiliza las siguientes herramientas:

-IMÁGENES.- Las imágenes son una de las más poderosas herramientas de diseño de tu arsenal. Usa imágenes para transmitir emociones. Las fotografías de personas, especialmente rostros son extremádamente eficaces en la evocación de emociones. Esto es así porque a nosotros, los seres humanos nos gusta relacionarnos con otras personas. Sin embargo, también puedes utilizar imágenes evocadoras de objetos inanimados. 

Las imágenes permiten asociaciones y facilitan la fijación de lo de lo aprendido. Mensajes importantes que queremos que recuerden serán más fuertes en los estudiantes si los acompaña una imagen agradable.

-PALABRAS.- Utiliza verbos más precisos para transmitir emociones y dar vida a una escena en el ojo de  la mente de su alumno. Si el curso tiene escenarios, presta atención  a los diálogos; procura que las redacciones sean lo más natural posible: lenguaje sencillo, claro, afectuoso. Manifiesta empatía con palabras y actos (en la reglamentación y el seguimiento). 

-COLORES.- Los colores trabajan en nuestro cerebro y hacen "cosquillas" en nuestro estado de ánimo. Incluso pueden provocar que tengamos hambre o que sintamos frío!. Los colores pueden transmitir empatía, evocar sentimientos de simpatía y hacer que los alumnos se sientan acogidos en el curso. 

La empatía acerca a las personas y crea vínculos duraderos. Tus alumnos han dejado sus días escolares detrás, ya no tienen que aprender por temor a ser castigados. Tus alumnos tienen la opción de seguir o no estudiando, tú tienes que hacer un esfuerzo adicional para crear ese vínculo de empatía con ellos para que los "inspires" a terminar sus estudios y obtener su título.

Recursos:

 

http://www.slate.com/blogs/the_eye/2013/11/08/empathize_with_your_end_user_creative_confidence_by_tom_and_david_kelley.html

http://joeyaquino.wordpress.com/2012/05/23/want-a-crash-course-in-stanfords-design-thinking-here-it-is-for-free-pt-1-empathy/